David M. Santana: “Star Wars tiene un plus: todo el mundo quiere participar en ella”

El pasado diciembre, en el marco de la proyección de “Rogue One: una historia de Star Wars”, Multicines Tenerife, en colaboración con Charlas de Cine, daba la bienvenida al actor grancanario David M. Santana. Las famosas Tropas de Asalto que protegen el Imperio Galáctico cuentan con un canario entre sus filas. David M. Santana da vida a uno de los stormtrooper que pudimos ver en la última entrega de la saga “Star Wars”. Situado como uno de los diez stormtrooper importantes de la película, el actor tuvo la oportunidad de trabajar, codo con codo, con el director  J.J Abrams y cumplir su sueño, ya que desde niño es un entusiasta de “La guerra de las galaxias”.

Aula de Cine: ¿Cómo fue trabajar en una superproducción como es “Star Wars”?

David: Pues fue y sigue siendo un sueño hecho realidad; yo jamás imaginé que siendo fan durante toda la vida de “La guerra de las galaxias” fuera a acabar en una producción de la saga. A día de hoy, habiendo grabado dos películas, un anuncio, habiendo asistido a una premiere europea… Son cosas que nunca pensé que podrían pasarme, no puedo explicarlo son palabras.

A.C: He leído alguna anécdota sobre ti y Harrison Ford, ¿podrías darnos algunos detalles?

David: Por supuesto, es mi anécdota más emotiva en el set. Pude conocer a mi héroe de toda la vida,  ya no Harrison Ford, sino Han Solo, y fue todo un honor. Estábamos  atacando un castillo en uno de los planetas que conforman el universo “Star Wars”, un escenario a escala 1.1, una auténtica pasada,  y miro a la derecha y veo a un señor andando esperando  a que dijeran “acción” de nuevo. Resultó ser Harrison Ford. Imagínate, me dije a mi mismo “tranquilo, David, estamos trabajando,  no lo mires mucho, no se vaya a molestar”. Pero no pude contenerme y se dio cuenta… Me saludó, muy amable, me preguntó si me encontraba bien y yo me presenté y le di la mano. Es muy curioso porque yo me presenté como David pero él no me dijo quién era, siempre he pensado que él en aquel momento pensó que si yo no sabía quien era Harrison Ford no podía ser de este planeta. Esa fue mi primera toma de contacto con Ford en el set.

IMG_3502A.C: Al ser una superproducción deben de trabajar cientos de personas en ella. ¿Es complicado convivir con tantas personas y buscar la manera de que el trabajo en equipo funcione?

David: Es complicado, pero pienso que “La guerra de las galaxias” tiene un plus, y es que todo el mundo quiere hacerla, incluso el que no es fan tiene una sonrisa en la boca. Y eso se transmite en el set; obviamente no todo el monte es orégano pero, por ejemplo, la relación del personal de vestuario con los stormtroopers era dura, eran muy buena gente  pero el trabajo tenía que estar lo antes posible y eso generaba estrés, es decir, armaduras rotas, cambios de última hora, etc. Sin embargo, a la hora de rodar fue genial, todo el mundo desde el primer al último minuto lo disfrutó.

A.C: ¿Qué se necesita para ser stormtrooper?

David: Pues  mira, lo que necesitas es tener unas medidas y una altura, yo entré a la producción no por ser el mejor actor, el más guapo o el más simpático. A un gran amigo mío llamado Peter Alberti siempre le digo que él fue el primer stormtrooper  de la nueva generación porque en él se basaron las medidas. Gracias a eso tengo el trabajo.

A.C: ¿Son cómodos los trajes?

David: Para nada, cuando lo llevas una media de 12 a 13 horas al día da mucho calor, y además es bastante pesado.

A.C:¿Eras el único actor español en el rodaje?

David: Fui el primer actor español en  “La guerra de las galaxias”, eso me consta. Ya han sido grabadas 3 películas, “Episodio VII”, “Rogue One” y el Episodio VIII se terminó de grabar en julio de 2016. En estas últimas se incorporaron otros actores españoles . Pero en parámetros de tiempo yo fui el que más estuvo. Lo que si que me da gusto decir es que soy español pero además canario.

A.C:¿Es más difícil ser actor español en España o fuera?

David: Yo como actor español, porque soy nacido en España, nunca he actuado en español. Solo he dicho una frase en español para un corto pero nada más, así que soy actor español porque nací en Canarias pero mi formación es cien por cien británica y todas mis actuaciones han sido  internacionales.

A.C:¿Cuál es tu escena favorita?IMG_3490

David: Hay muchas escenas que me encantan, yo crecí con esta saga y hay mil escenas que me gustan mucho pero habiendo trabajado en ella, habiendo salido en ella tengo que decir que hay una escena en el Episodio VII en la que Kylo Ren está enfadado, destrozando todo con la espada, se ha escapado el personaje de Rey  y llegan por una pasarela 2 stormtrooper y se encuentran con la situación. Uno para el otro, se dan la vuelta y se van; me gusta mucho porque salió de la mente J.J Abrams al momento; no estaba escrito en el guion y, por supuesto, porque la hice yo. También sé que a los fans les gusta mucho porque me lo han dicho,  creo que es una gran escena porque le da un toque muy humano a las figuras de las Tropas de Asalto,  pierden este tono autómata. Aunque de “Episodio VII” debo reconocer que hay una escena en la que Rey está comiendo  pan en medio de la nada, en el planeta Jakku, y no sé, también me parece increíble.

A.C: ¿Podríamos hablarnos sobre tus futuros proyectos?

David: Lo último que rodé fue un spot para televisión y redes sociales para un hotel en Gran Canaria. Se promociona la isla, dura unos catorce minutos y pienso que es un proyecto pionero porque intenta traer la cinematografía para, a su vez, atraer al turismo. Por otro lado, tengo entre manos una película que se va a rodar entre España y Japón, del director canario Fran Villalba, y estamos buscando financiación. Ya se está moviendo algo, pero aún seguimos en ese proceso. Ese es mi futuro más próximo; en septiembre tengo planeado irme a Los Ángeles .

David M. Santana comenzó la entrevista con una sonrisa y la terminó de la misma manera, y es que hay un antes y un después de “Star Wars”. De lo que no me cabe duda es que este actor canario ha luchado por labrarse un futuro prometedor y esperamos que lo tenga vaya a donde vaya. ¡Qué la fuerza le acompañe!