“The Holiday (Vacaciones)”

“The Holiday” está escrita y dirigida por la americana Nancy Meyers. Fue estrenada en el año 2006, y la crítica la acogió de forma muy variopinta.
La obra cuenta la curiosa historia de Amanda Woods (Cameron Diaz), una chica americana que posee una próspera agencia de publicidad especializada en trailers de películas. Vive en el sur de California y acaba de romper con su novio (Edward Burns). Por su parte, Iris Simpkins (Kate Winslet), redactora de la popular columna de bodas para el London Daily Telegraph, vive en una encantadora casa de campo en Inglaterra y sus relaciones con los hombres tampoco son fáciles. A través de internet llegan a un acuerdo para intercambiarse sus respectivas viviendas durante las Navidades.
En primer lugar, hay que destacar que es una producción que cuenta con un reparto de renombre: Jude Law o la gran Kate Winslet logran brillar en los 116 minutos de película porque simplemente son ellos, cómodos en sus respectivos papeles. No obstante, Díaz no logra sintonizar del todo con la armonía de la película.
Desde mi punto de vista, se cuenta una historia que rompe medianamente con las típicas comedias navideñas de cada año, diferente pero no soberbia. Honestamente, “The Holiday” no se encontraría en el ranking de películas navideñas que todos los años dan en televisión, no fue ni es el “Love Actually” de su época.
A pesar de tener un guion bastante admisible, debido a su credibilidad y a que no cae en los sentimentalismos típicos, los estereotipos y los clichés inundan esta comedia romántica. Aspecto que merma mínimamente con los agudos toques humorísticos y algunas partes que logran conmover, dejando profundas reflexiones como ésta:

“Lo que intento decirte es que entiendo lo que es sentirse el ser más pequeño, insignificante y patético de la humanidad. Y da igual cuántas veces te cambies de peinado, o a cuántos gimnasios te apuntes, o cuántos vasos de Chardonnay te tomes con las amigas, porque sigues acostándote todas las noches repasando todos los detalles y preguntándote qué hiciste mal o qué pudiste malinterpretar. Y después de todo eso y aunque esa situación dure mucho tiempo, vas a un lugar nuevo y conoces a gente que te hace recuperar tu amor propio. Y vas recomponiendo tu alma pedazo a pedazo, y toda esa época difusa, esos años de tu vida que has malgastado, empiezan por fin a desvanecerse.”

En definitiva, “The Holiday” es una comedia romántica cuyo fin es entretener. Dedicarle su tiempo de duración en busca de algo más no tendría mucho sentido, por lo tanto, es una comedia amable. En palabras del crítico estadounidense Jack Mathews (New York Daily New), “The Holiday” es “una inofensiva confitura de cereza”.